El Gobierno aprueba dos normas jurídicas sobre seguros agrarios

con No hay comentarios


El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la modificación del trigésimo séptimo plan de seguros agrarios combinados, así como el Real Decreto por el que se establecen nuevas bases reguladoras para la concesión de subvenciones de la Administración General del Estado al seguro agrario.

EUROPA PRESS

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la modificación del trigésimo séptimo plan de seguros agrarios combinados, así como el Real Decreto por el que se establecen nuevas bases reguladoras para la concesión de subvenciones de la Administración General del Estado al seguro agrario.

En concreto, el nuevo Real Decreto, que establece las bases reguladoras para la concesión de la subvención de Enesa al seguro agrario, reconoce el procedimiento de concesión directa del apoyo público a la contratación de las pólizas del seguro.

Además, contempla la base de datos para el Control Integral de Acceso a Subvenciones (CIAS), en la que constan los NIF o CIF para los que se ha verificado estar al día de sus obligaciones tributarias, frente a Seguridad Social y por reintegro de subvenciones.

Agricultura ha recordado que Enesa sólo concede subvenciones a las personas o entidades inscritas en esta base de datos, en cumplimiento de la Ley General de Subvenciones.

El Gobierno subraya que apuesta desde el primer momento por la política de seguros agrarios preservando las subvenciones en los peores años de la crisis, frente a lo que hicieron ciertas comunidades autónomas y además se han mejorado algunas coberturas.

Esto se ha traducido en que desde el otoño-invierno del año 2015-2016 se ha incrementado el volumen de producción asegurada a máximos históricos. Así, se ha incrementado, aún estando en funciones, el dinero destinado a las subvenciones en 56 millones de euros, pasando de los 211 iniciales a los 267.

Se excluyen del ajuste la subvención la retirada y destrucción de cadáveres y el módulo 1, que es una modalidad de seguro diseñado para atender daños catastróficos, que originan pérdidas superiores al 30% de la producción asegurada en el conjunto de la explotación. Este módulo continuará recibiendo la subvención máxima permitida por la legislación comunitaria, en línea con la política de este Departamento de favorecer la contratación de, al menos, un seguro básico que permita la continuidad de la explotación.

En ningún caso se reduce la partida presupuestaria destinada a seguros agrarios y se ajusta la subvención exclusivamente para que con el presupuesto vigente pueda hacerse frente a la demanda. El Gobierno ha subvencionado este año a los agricultores y ganaderos cerca del 40% del coste total de las pólizas.